El castigo

Título de la obra: El castigo
Autor:                 Dandy Vilmer Ruiz Estrada
Técnica:              Lápiz negro con látex acrílico satinado sobre triplay.

                                DESCRIPCIÓN.
Si el hombre pronosticara el futuro de su vida, ¿qué aprendería?
Aprendería que los actos tienen consecuencias.
Creo que aún no lo entiendes hasta que empiezas a perder tus fuerzas y a descender tu cuerpo, sin poder levantar la cara.
Recién te das cuenta de tu recaída cuando ya es demasiado tarde, porque ya has diseñado tu destino en base a tus propias actitudes, convirtiendo los ladridos de un perro rabioso,  en aullidos de dolor, mientras la muerte te observa y tu mente te convierte en presa de tu propia imaginación, sin respuesta, pensando que todo no tiene solución, porque crees que no está dentro de tus posibilidades.
Hasta te sientes atrapado y encerrado por tus propias emociones.
Entonces, no puedes levantarte de tu propio castigo porque castigas con injusticia, porque juzgas cuando Dios es el único que puede juzgar, porque miras los defectos de otros cuando los tuyos son más grandes, porque te crees grande y superior cuando dependes de tus padres, hermanos, amigos, pueblo, estado, talento, inteligencia, de tus manos, tus piernas, y hasta de Dios; porque ofendes, maltratas, abusas, insultas, blasfemas, humillas, envidias, maldices, reniegas, amenazas, acusas, cuando no dependes de lo que dices. Porque creas religiones si existe un solo Dios.
¿Y te has preguntado por qué te dan la espalda, te sientes solo, se ríen de ti, no tienes amigos, y hasta te observan como un peligro?
Porque te odian.
Porque cuando estás enfermo, no te visitan tus amigos y hasta tus hijos.
¿Sabes por qué estás en el suelo?
Porque cuando haces daño, te regresa tres veces más fuerte de lo que has hecho.
Y si no encuentras respuestas a tus propias preguntas, recuerda tu pasado para que cambies en el presente, y enseñesen el futuro.

Piénsalo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nature - Mother And Life

Naturaleza, madre y vida

EL DESEO DE DIOS